Apoyos
     
     
 
 
Altamira es posible gracias a la constancia y empeño de sus más de 300 alumnos y al trabajo completamente desinteresado y gratuito de casi 50 profesores, monitores y colaboradores ocasionales.

La asociación se sostiene económicamente mediante las cuotas de los socios y las puntuales subvenciones de entidades públicas y privadas.

La comunidad religiosa de Jesús y María, que gestiona el centro de educación primaria Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, alquila las instalaciones para que en ellas se impartan las clases que se ofrecen.

Las Juntas Municipales de los Distritos de Ciudad Lineal y San Blas también prestan su apoyo al proyecto a través de iniciativas diversas.

 
     
     
  Lápiz y papel © Francisco Martínez Carretero